Nuevo trabajo

El eco sordo del dolor pasado retumba en mi silencio, es tiempo de salir huyendo.Me levanto y siento el cansancio de esa soledad que duele y que me inunda de lenta desesperación. Sacudo mis pies entumecidos por mil recuerdos y con angustia en el pecho me deslizo por un pasillo amargo dejando atrás mi particular desierto de lágrimas infinitas. Mi corazón abatido anhela reencontrarse contigo, pues el ritmo de su latir sólo se reanima al compás de tu gracia. Respiro profundo y clamo a Ti en mi angustia pero mi voz se quiebra... Sed, tengo sed, estoy sedienta... Sedienta, de tu amor y tu poder estoy sedienta, mi desierto ya crucé. Hoy quiero reposar en la quietud de tu bondad, buscando en tu perdón llenar mi alma con tu paz. Sedienta, de tu amor y tu poder estoy sedienta, entre sombras desperté. Grito mi oración, yo quiero tocar tu corazón, saciando en ti mi sed pues sin tu agua moriré. Estoy sedienta, de tu amor y tu poder, estoy sedienta... sedienta de ti. Mil guerras, muchas almas por ganar y yo sin fuerzas, sin más fe para luchar. Me rompo en un clamor, me desespero sin tu voz sanando las heridas del dolor de mi aflicción.Estoy desienta, de tu amor y tu poder, estoy sedienta...sedienta de ti.

Letras y texto para reflexionar

©2016 by Elwaycorp